Consejos para que las cerraduras duren más tiempo

    Los problemas con las cerraduras de las puertas surgen de vez en cuando, y es algo con lo que todas las personas tienen que lidiar. La mayoría de los propietarios de viviendas y de propiedades comerciales te dirán que han tenido problemas con las cerraduras de sus puertas en algún momento. La forma en que trates estos problemas determinará hasta qué punto estas situaciones afectan tu seguridad. Desafortunadamente, muchos de nosotros no llamamos a un cerrajero hasta que es demasiado tarde.

    Si deseas que tus cerraduras duren mucho más tiempo, hay algunos problemas que no puedes permitirte ignorar. Las cerraduras de puerta son un asunto que requiere más atención de la que crees, tienden a convertirse en algo más complicado si no se abordan adecuadamente. En algunos casos, los problemas de bloqueo de puertas te dejarán expuesto y vulnerable a ataques. Antes de comenzar, permíteme recordarte que no debes pasar por alto ninguno de los problemas de tu cerradura. No prestar atención al estado de ellas puede tener consecuencias muy graves. He aquí unos útiles consejos para hacerlas durar mucho más tiempo.

    Consejos para cerraduras duraderas

    ¿Cuándo comenzar a dar mantenimiento a una cerradura?

    No hay un tiempo determinado, ni siquiera el mismo fabricante puede decirlo. Cada cerradura tiene una vida útil diferente, esto se debe a que pueden tener un uso muy distinto. Es importante tomar en cuenta que hay cerraduras que pueden durar años, mientras que otras solamente meses.

    En este sentido es importante analizar el estado de las cerraduras de forma constante. Si alguna esta dañada y puede arreglarse sin cambiarla ayudará ahorrando dinero. Sin embargo, si la cerradura esta demasiado dañada se deberá cambiar y ayudará a ahorrar tiempo.

    Cerraduras, perillas y manijas de puertas flojas

    Las cerraduras de las puertas tienen muchas partes móviles, por lo que no hace falta decir que hay varios componentes diferentes que mantienen unido el cuerpo de la cerradura. Cada una de estas partes es fundamental para garantizar que la cerradura funcione sin problemas. Si uno (o varios) de estos componentes comienza a dañarse, la cerradura no funcionará correctamente. ¿Qué debes hacer?

    La respuesta es bastante simple y directa. La mayoría de las piezas de las cerraduras de las puertas se aflojan con el tiempo y después de períodos prolongados de uso. Esto es especialmente cierto para las cerraduras que se utilizan en puertas exteriores que sirven como puntos principales de entrada y salida. Si los tornillos de conexión de la cerradura se han soltado, solo debes apretarlos. Esta solución es apta para todos y únicamente implica el uso del destornillador adecuado. Si no tienes uno, siempre puedes ir a tu ferretería local para adquirirlo. Una vez que lo tengas, vuelve a apretar los tornillos en su lugar.

    En algunos casos, los tornillos de conexión y las piezas de la cerradura de la puerta pueden estar rotos o gastados, hasta el punto en que deban ser reemplazados y luego reinstalados. Esto significa que tendrás que quitar tu cerradura e identificar qué partes necesitan ser reemplazadas. No dudes en ponerte en contacto con un cerrajero, esto hará que tu cerradura perdure con el tiempo.

    Cerraduras de puertas desalineadas

    Las cerraduras desalineadas o las placas de cierre desalineadas son muy fáciles de detectar. Como sugiere el nombre, una cerradura desalineada significa que las partes clave del mecanismo de bloqueo no están alineadas de manera que faciliten las funciones básicas de la puerta. Los pestillos y cerrojos mal alineados a menudo son el resultado de cerraduras de puertas que no se instalaron correctamente, o puertas y marcos que se deformaron debido a cambios climáticos.

    Si quieres mantener tus cerraduras en buen estado, apretar los tornillos en las bisagras debería ayudar a ajustar la puerta a su altura y configuración correctas. Los tornillos flojos pueden hacer que tu puerta se deforme y se doble por su propio peso. En caso de que esto no funcione, entonces el problema está en la alineación de la cerradura de la puerta. Puedes desatornillar la placa de impacto de la cerradura y ajustarla para que se alinee correctamente con el pestillo correspondiente o el perno de la cerradura.

    Cerraduras atascadas

    Los problemas con las cerraduras de las puertas atascadas no deben ignorarse porque pueden generar más problemas, como romper una llave en la cerradura. El primer paso para resolver este problema y alargar la vida útil de tus cerraduras es determinar la causa raíz de la cerradura atascada. Puedes intentar limpiar el chavetero y eliminar cualquier suciedad y obstrucciones. La forma más sencilla de hacerlo es aplicando lubricante en la ranura de la cerradura.

    En caso de que la cerradura esté atascada debido a un cerrojo o pestillo roto, debe ser reparada o reemplazada. Podría ser tentador intentar doblar el cerrojo a su forma original, pero esto sólo debilitará la cerradura y acortará su ciclo de vida.

    Otros Consejos sobre Cerrajerias y Llaves 🔑

    Agregue un comentario

    Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *